Venprendedoras

EL ARTE DE SABER PEDIR AYUDA- Equipo Metas

 

Recuerdo que estaba sentada tomándome un café y recibí una llamada de una persona de mi equipo de trabajo diciéndome: “Alejandra, siento que no podemos lograr los resultados esperados en el proyecto porque el responsable no me toma en cuenta, no me pide ayuda”

Esa frase llamó poderosamente mi atención por varias razones: 1) me preguntaba ¿se está victimizando esta persona?; 2) ¿acaso es que desea ser reconocida? (por eso de “no me toma en cuenta”); 3) ¿qué significa “no me pide ayuda” ?; todo a la vez que, el mensaje claro era “no podemos lograr los resultados esperados”

El “no lograr los resultados” significaba el incumplimiento de un acuerdo ante un cliente que, necesitaba de nuestro apoyo absoluto, confía en nosotros y, además, no levantamos las alertas oportunamente para indicar que algo sucedía que podría retrasar el cumplimiento de nuestras metas. 

No solo eso, “no lograr los resultados” nos ubica en una situación de desánimo y con sensación de derrota que, puede convocar a todo un equipo en una creencia colectiva de no ser suficientemente capaz o con las habilidades necesarias para realizar aquello que tiene encomendado realizar. 

En esta situación, que sorpresivamente es común, se manifiestan un sinfín de emociones que son el resultado de un tren de pensamientos que transita a máxima velocidad por nuestra mente. Es así como aparecen las dudas, inquietudes, molestias, tristezas y frustraciones. 

Ese mismo día, al llegar a casa, recibí una nota en el cuaderno de mi hijo de parte de su maestra que decía: “Felicitaciones, su hijo ha demostrado que sabe pedir ayuda”

Una vez que abracé a mi hijo y celebré con él este reconocimiento, incrementando la velocidad al tren de pensamientos, al incorporar la emoción de alegría, tuve la necesidad de calmar mi mente, respirando y meditando. Entonces fue cuando conecto las frases “no me pide ayuda” con “sabe pedir ayuda”

Para seguir leyendo te invitamos a visitar 👉 Equipo Metas

Related Posts